Quiénes somos

La Empresa Municipal de Aguas de Gijón es una sociedad anónima de propiedad municipal que se encarga de la gestión directa de los servicios relativos a la gestión del ciclo integral del agua en el municipio de Gijón y sus parroquias rurales (captación, potabilización y abastecimiento del agua potable, así como mantenimiento, limpieza y reparación de las instalaciones de alcantarillado, saneamiento y depuración de aguas), además de la concesión y establecimiento de acometidas para dicho servicio.

Razones de su constitución

  • Establecer un control técnico y administrativo
  • Eliminar las fugas en la red de distribución
  • Extender la red de distribución existente, logrando que el servicio de aguas pudiese llegar a todas las zonas del municipio con la presión adecuada.
  • Captar y conducir a Gijón nuevos caudales, especialmente necesarios durante el periodo estival.

Objeto social

  • La gestión directa de los servicios públicos del Ayuntamiento de Gijón, relativos a la captación, potabilización y abastecimiento de agua potable; alcantarillado y eliminación de aguas residuales; depuración de aguas, tanto de consumo como residuales, y su vertido.
  • Todas las operaciones conexas con las anteriores que se refieran al ciclo de aprovechamiento del agua y, en consecuencia, el control y/o ejecución de las obras referentes a los servicios citados.
  • La gestión de dichos servicios públicos comprende el cobro de tasas y precios públicos o privados que sean aplicables.

Organos de la sociedad

La Empresa Municipal de Aguas de Gijón se rige por una Junta General constituida por el Ayuntamiento Pleno, presidida por el Alcalde o Alcaldesa, mas un Consejo de Administración - formado por 8 miembros más el Presidente/a - que se reúnen de forma ordinaria o extraordinaria, según lo determinen los asuntos a tratar.

En ambos casos, también forman parte de la Junta General y del Consejo de Administración el Secretario e Interventor municipales.

La materialización de los acuerdos de estos órganos de gobierno y el control del funcionamiento ordinario de la Entidad, es responsabilidad del Director-Gerente a cuyo cargo se encuentran 160 trabajadores que constituyen el capital humano que permite el funcionamiento administrativo, ecónómico y técnico de la Empresa.